Dismenorrea: diagnóstico

Su médico revisará su historial médico y le realizará un examen físico, incluyendo un examen pélvico. Durante el examen pélvico, el médico comprobará si hay alguna anormalidad en sus órganos reproductivos y buscará signos de infección.

En algunos casos, si el médico sospecha que los cólicos menstruales son causados por un trastorno subyacente, él o ella puede ordenar una o más de las siguientes pruebas:

  • Ultrasonido. Este examen indoloro usa ondas sonoras para visualizar los órganos internos. A menudo se utiliza para detectar anomalías en las trompas de útero, cuello del útero y las trompas.
  • Tomografía computarizada (TC). Una tomografía computarizada de rayos X combina imágenes tomadas desde muchos ángulos para producir imágenes transversales de los huesos, órganos y otros tejidos blandos dentro del cuerpo. Este procedimiento indoloro puede dar más detalles de los que se puede regular de rayos-X.
  • Resonancia magnética (MRI). MRI utilizan ondas de radio y un campo magnético poderoso para producir imágenes detalladas de las estructuras internas. Este procedimiento sin dolor puede ser utilizada para detectar tumores o signos de la endometriosis.
  • Histeroscopia. En este procedimiento, el médico inserta un tubo delgado con luz a través de la vagina y el cuello uterino hasta el útero. El histeroscopio funciona como un telescopio pequeño, lo que permite a su médico mirar a través de él para comprobar si hay cosas tales como fibromas o pólipos.
  • Laparoscopia. En este procedimiento quirúrgico ambulatorio, el médico considera que su cavidad abdominal, haciendo pequeñas incisiones en el abdomen y la inserción de un tubo de fibra óptica con lente de una cámara pequeña. La laparoscopia puede comprobar ciertas condiciones, tales como la endometriosis, adherencias, fibromas, quistes ováricos y el embarazo ectópico.